minilogo

Adiestramiento

Soy Angel Lobit, educador canino en Rivendel. Empecé en el mundo de los perros hace 23 años, allá por el año 93, en Zaragoza, donde aprendí de Ignacio Barco, adiestrador homologado por la D.G.A y referente en Aragón como formador de Guías Caninos tanto para la alta competición como para civil o a nivel particular. A él le debo el ser un enamorado de los perros.

Desde entonces, he seguido formándome en cursos de salvamento con perros, compitiendo en RCI y en Agility, habiendo adiestrado con éxito a cientos de perros. Actualmente, soy educador canino en Rivendel, donde a finales del 2015 empezamos, de manera altruista, un proyecto de terapia asistida con perros para ancianos enfermos de Alzeimer y otras dolencias.

Angel Lobit

Adiestrador , Residencia Rivendel

Si tomamos la decisión de tener un perro, antes de nada, deberíamos hacernos una serie de preguntas como “¿Qué tipo de perro me conviene?” o “¿Cuánto tiempo tengo para dedicarle?”. De esta manera, deberíamos evitar perros muy activos al disponer de poco tiempo para pasearle o si se está en edad avanzada. Otro factor a tener en cuenta es el carácter de la raza.

Nuestro perro, desde cachorro, necesita ante todo que le eduquemos para adaptarse, en la medida de lo posible, a nuestro ritmo de vida. El mayor error que se suele cometer es intentar humanizar a nuestro perro; que no aprenda que nosotros, y no él, somos los líderes de la manada. En los años que llevamos adiestrando perros, hemos visto que la mayoría de los problemas de conducta son originados por los propios dueños.

Nuestro objetivo en Rivendel es enseñar a su perro, a través de trabajo, disciplina y cariño, a ser nuestro fiel amigo; pero también enseñar a su dueño a ser el líder de la manada. Sin trabajo, sin actividad, nuestro perro muestra su frustración a través de agresividad, miedos y fobias. Sin disciplina, nuestro perro nos querrá, pero no nos respetará. Sin cariño; ¿Para qué queremos tener un perro?.
Cuando tenemos un perro educado, es cuando verdaderamente disfrutamos de él, ya que podemos llevarlo a cualquier lado con nosotros; de paseo, a una terraza, a casa de unos amigos, etc, sabiendo que siempre se comportará bien.

Por todo lo mencionado anteriormente, en Rivendel, proponemos alternativas dependiendo de las circunstancias personales de cada uno; para que así pueda educar a su perro sin ningún tipo de impedimento. Ofrecemos diversas maneras para adiestrar a su perro: adiestramiento en hospedaje y adiestramiento presencial de la mano de nuestro experimentado adiestrador, Angel Lobit.

Para que veais los resultados, aquí tenéis a Lassie, perro adiestrado en Rivendel.

 

Adiestramiento en Hospedaje

El adiestramiento en hospedaje consiste en dejar a su perro en nuestra residencia donde será adiestrado hasta su finalización independientemente del tiempo requerido. Una vez el perro esté adiestrado, se darán instrucciones a sus dueños sobre cómo actuar con su perro y los comandos que el perro ha sido entrenado a responder.

No establecemos ningún tiempo límite para su educación, aunque la mayoría de los perros son adiestrados en menos de 3 meses de trabajo. Las tarifas para el adiestramiento en hospedaje pueden fraccionarse en cómodas mensualidades.

 

Adiestramiento presencial

En la modalidad de adiestramiento presencial, el can no será hospedado en la residencia. Además, el dueño participará de una manera mucho más activa y directa en el adiestramiento del perro, ya que se personará en Rivendel para trabajar con su perro a la manera de “clases de adiestramiento” con otros dueños y sus perros.

En esta modalidad tampoco habrá límite de tiempo y se suele tardar entre 1 y 5 meses en adiestrar completamente al perro. La tarifa de adiestramiento presencial también puede fraccionarse en cómodas mensualidades.

 

minilogo4 Adiestramiento

Si quieres probar gratis nuestro adiestramiento, ponte en contacto con nosotros rellenando el siguiente formulario:

Formulario de Contacto

6 + 1 =